Un nuevo concepto en alojamiento rural

Cuando empezamos a planear el gran sueño lo hacíamos con la ilusión de crear un alojamiento rural diferente y único aquí en Asturias. Para ello, nos inspiramos en la intimidad de los típicos bed & breakfasts que habíamos utilizado en nuestros viajes internacionales. Al mismo tiempo, también queríamos desafiar el concepto de una casa de aldea tradicional y rústica, incorporando la sofisticación de un hotel boutique urbano.

Viajar es nuestra pasión. Cuando viajamos, nos gusta aprender e inspirarnos de otras experiencias para seguir enriqueciendo el gran sueño. Hoy en día, el viajero demanda más que una cama para pasar la noche y, por eso, nuestro objetivo es ofrecer la experiencia de el gran sueño como un servicio inigualable en conectividad, confort y descubrimiento de Asturias. Recibimos a nuestros clientes como huéspedes en nuestra propia casa. Nos consideramos privilegiados de vivir en un sitio como este y nuestro objetivo es que nuestros huéspedes disfrutaen de su paz y su calma, y de la belleza de su enclave, de la misma forma que lo hacemos nosotros día a día.

En el gran sueño te espera una cálida bienvenida. En invierno, quizá con la casa llena del olor a vino caliente. En verano, tal vez con un cóctel a base de sirope de flor de sauco casero servido en el jardín. Javier siempre está a mano para ayudar a planificar excursiones por Asturias y las cenas de Dave son una opción que muchos prefieren no perderse.

Hacer ese esfuerzo extra no es algo que sólo hagamos para nuestros huéspedes. Para nosotros, el impacto ambiental es, desde hace muchos años, importante. Creemos que los lujos de la vida moderna no deben serlo a costa de nuestro planeta. De ahí que trabajamos continuamente para reducir nuestro impacto en el medio ambiente. Empleamos una filosofía "slow”: energías renovables y alimentos caseros orgánicos o de proximidad.