falafel de el gran sueño

Los falafel es un alimento saludable y reconfortante. Siempre tengo algunos en el congelador. Se pueden freír en 4-6 minutos sin falta de descongelarlos, por lo que son una opción súper rápida para tomar un tentempié ligero o como parte de una comida.

Para hacer alrededor de 48 falafel de 30g

Ingredientes:

  • 750g de garbanzos secos (equivalentes 1500g después de ponerlos a remojo durante 24 horas)
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • 1 cebolla picada
  • 25g de perejil picado
  • un pellizco de cardamomo molido
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena
  • 2 cucharaditas de sal
  • un poco de pimienta molida
  • 3 cucharadas de harina de garbanzo
  • 4 cucharaditas de semillas de comino
  • aceite de cacahuete o aceite de semilla de uva para freír

Para el tzatziki:

  • 2 cucharadas de queso mascarpone
  • 2 cucharadas de queso cremoso
  • un poco de menta finamente picada
  • 10 cm de pepino pelado, finamente rallado
  • el jugo de medio limón
  • sal pimienta

 

Método:

  1. Tritura los garbanzos tras haberlos tenido a remojo 24 horas.
  2. Mezcla bien los garbanzos triturados y los ingredientes secos en una fuente.
  3. Toma una cantidad de 30g de la mezcla y forma bolas con sus manos. Deja de lado.
  4. Fríe durante unos 4-6 minutos.

Para el tzatziki:

  1. Pela y ralla el pepino. Usando un colador, separa el jugo
  2. Mezcla el mascarpone y el queso cremoso juntos.
  3. Agrega el pepino rallado, el jugo del limón, la menta picada, sal y pimienta y mezcla bien.

 

Utensilios:

  • procesador de alimentos
  • freidora o sartén profunda, adecuada para freír

 

Consejos:

  • Evita cocinar previamente los garbanzos. Para obtener un mejor resultado, usa garbanzos secos a remojo durante la noche. Para freír recomiendo aceite de cacahuete o aceite de semilla de uva. Estos son aceites tienen un alto punto de humo que asegurarán que los falafel queden hermosos y crujientes por fuera y jugosos por el medio.
  • Una vez que hayas formado las bolas de falafel, puedes colocarlas en una bandeja y congelarlas. Si los fríes congelados conseguirás un falafel aún más crujiente.
¡Buena suerte!