Receta de tarta de zanahoria

Esta tarta de zanahoria ha formado parte de los desayunos de el gran sueño desde el principio. Durante estos 3 años he perfeccionado la receta, que es una de las favoritas de nuestros clientes, sobre todo de los celíacos.

 tarta de zanahoria

12 porciones

Ingredientes 

1 naranja
150g pasas
3 huevos
160g azúcar panela sin refinar
280g zanahoria rallada  
150g harina de arroz integral
80g almendras
1 cucharadita de canela en polvo
15g levadura química
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de sal

Para el glaseado

250g azúcar glas
50g mantequilla
50g queso cremoso
el zumo y piel rallada de media lima

Método

1. Pon las pasas a remojo en el zumo de la naranja.

2. Precalienta el horno a 160ºC (140ºC en hornos aire) y forra con papel de horno las bases de 2 moldes de 24 cm. Deja a un lado.

3. Pon los ingredientes secos en un robot de cocina y mezcla hasta obtener un polvo fino. 

4. Bate los huevos y la esencia de vainilla durante 30 segundos.

5. Ralla la zanahoria y añade a los huevos batidos. Poco a poco, añade los ingredientes secos y, por último, las pasas. Mezcla bien.

6. Divide la mezcla en dos y colócala en partes iguales en los moldes. Coloca en el cento del horno.

7. Hornea durante una hora.

8. Saca del horno y deja enfriar. Saca el pastel de los moldes y deja enfriar por completo antes de poner encima la crema.

9. Para el glaseado: mezclar el azúcar glasé y la mantequilla en un robot de cocina. Añadir el queso cremoso, la ralladura y el zumo de la lima y bate hasta conseguir una crema suave.

10. Cubre la mitad inferior del pastel con la mitad del glaseado. Pon encima la otra mitad y repite el proceso con el resto del glaseado.

 

Accesorios necesarios

2 x 24cm moldes
robot de cocina o batidora amasadora
horno
 

Consejos

Remoja las pasas en el zumo de naranja y su ralladura durante al menos 24 horas. Las pasas absorberán prácticamente todo el el zumo, por lo que las pasas del pastel estarán jugosas.
No ralles la zanahoria hasta que la necesites para evitar que se ponga marrón.
Si no consumes toda la tarta de una vez, se puede conservar en el frigorífico durante 3 o 4 días.
También se puede congelar. En este caso, descongélala en el frigorífico durante 24 horas.

 

¡Mucha suerte!